Beneficios del programa masivo de compra de deuda en la Eurozona

Análisis de la nueva política emprendida por el BCE,  por Davos Observer

  •  En qué consiste el programa de deuda en la Eurozona?

Esta operación emprendida por el BCE no se trata de una práctica innovadora. “Bancos centrales en todo el mundo han confiado en los programas de compras de activos a gran escala para estimular la economía y cumplir con sus mandatos”, explicaron las autoridades del BCE.

Es una política monetaria no convencional, que consiste en la adquisición, por parte de su banco central (la Reserva Federal o Fed, por sus siglas en inglés), de deuda pública y privada que estaban en manos de instituciones financieras privadas.

  • Cómo han sido los resutados entre quienes han aplicado la politica y quenes no?

La comparación de resultados entre quienes no han aplicado la política de compra de deuda y quienes sí lo han hecho es llamativa. Por ejemplo, la tasa de desempleo de la Eurozona (11.2%) duplica a la de la estadounidense. En cuanto a crecimiento económico se espera que la Eurozona crezca 1.5 % este año y 2% en el  próximo, mientras que para Estados Unidos se prevé un crecimiento de 3 % mínimo en ambos períodos.

  • Cómo está prevista la implementación de esta politica?

Dicho programa está próximo a lograr compras de deuda pública y privada por valor  aproximado de 63.876 millones de dólares en marzo.

Hasta los momentos, las cifras de las operaciones puntuales del BCE muestran que sus compras mensuales de deuda privada, bonos garantizados (cédulas) y bonos de titularización, han alcanzado montos mensuales de unos 13.840 millones de dólares.

En esta primera ronda, del total de compras de deuda del sector público, se prevé la siguiente distribución 88% en bonos soberanos y de agencias -como el Instituto de Crédito Oficial español- y el 12% restante de instituciones de la Unión Europea.

Voceros del banco central señalaron que una fracción sustancial del mercado de valores de la zona del euro se negocia en estos momentos a precios que implican una tasa de interés nominal negativa.

Según las condiciones establecidas por el BCE, sólo podrán adquirirse bonos en el mercado secundario con vencimientos entre 2 y 30 años, cuya rentabilidad sea al menos igual a la ofrecida por la facilidad de depósito de la institución, actualmente fijada en el -0,20%.

Esto como resultado que más de la mitad del “stock” pendiente de bonos soberanos alemanes nominales, con vencimientos entre dos y treinta años, se negocia a rentabilidad negativa, por lo que el BCE va a comprar bonos con una rentabilidad negativa máxima del -0,20%, porcentaje al que se sitúa actualmente su tasa de interés de depósito.

Ante esto, David Osio señala, “Esto establece un piso a la rentabilidad negativa que el BCE está dispuesto a aceptar, lo cual es un elemento importante a tener en cuenta para los inversionistas”.

Con el inicio del programa de compra masiva de deuda por parte del Banco Central Europeo (BCE) se abre un nuevo escenario para los inversionistas internacionales, grandes y pequeños, agrega David Osio, CEO de Davos Financial Group.

David Osio concluyó “El inicio del programa de compra masiva de deuda nos hace pensar en escenarios más positivos para quienes inviertan en la Eurozona, tanto por la oportunidad que representa la venta de bonos, como por los beneficios que dicha política genere para la economía de esa región”.

Advertisements